h1

Dándose el lote.

diciembre 23, 2008

Ayer, día veintidos de diciembre, unos niños entrenados para ser dulces verduleros, madrugaban con el único fin de decirle a los hombres y mujeres de España si había caído algo de dinerillo en sus casas.

Úsemos un poco la cabeza y veamos lo injusto que resulta esto de la lotería: las posibilidades son ínfimas, pauperrimas, fantasiosas, y encima caras. Un ciudadano de a pie es capaz de comprar varios voletos sin que le tiemble la cartera. Pero sólo unos pocos, oiga, no me sea caprichoso. El ricachón puede cargar su barriga de muchos más números. Total, ¿qué más dará gastarselo en malcriar a sus retoños si puede probar suerte para ganar un céntimo más, eso sí, de forma legal? Por último, porque siempre está el último, queda el pobre. Esos que, por mala suerte, jamás podrán tener entre sus manos un papelito con cinco números. Y si alguna vez lo tienen, no habrá un billete dorado detrás alegrándole la vida.

Conclusión: los que más tienen, son los que más posibilidades tienen de ganar. Lo puedo escribir más grande. No más sencillo.

Tras destacar esto, quiero hacer otra reflexión, esta vez acerca de la televisión, más concretamente de los telediarios. Tras el sorteo, rozando las tres de la tarde, o más temprano, o más tarde, en todas las cadenas no ponían como noticia la felicidad de que tocara el gordo, o alguno de sus premios. Gente descompuesto, llorando, riéndo, incredula, se quedaba perpleja siendo entrevistada por la televisión, rotos de felicidad, henchidos de dinero.

Yo me pregunto… ¿qué clase de noticia es que la gente es feliz por haber ganado miles de euros sin haber movido un dedo? Lo siento pero me parece egoista e innecesario mostrar a toda esa gente saltando y despilfarrando lo ganado, repitiendo una y otra vez cuanto habían ganado, cuan felices estaban, y cómo se les iba a solucionar la vida a partir de ahora.

Esperaba ver a alguien diciendo: “Me cago en la puta… me ha tocado el gordo… ¡No lo quiero!” Y verlo enseguida entregarle el premio a otro, con sincero alivio, suspirando, llevándose una mano al pecho. Nos han vendido algo obvio como algo extraordinario, como si el dinero nos diera la felicidad, como si no hubiera nada más en el mundo más que la suerte, como si no existiera nada más que los vienes materiales, como si el mundo capitalista fuese el extraordinario… Y, señoras y señores, cada día el país va peor. No sólo el nuestro, otros muchos.

Habrá gente que se habrá quedado en casa, plañendo desesperadamente, viéndo su única oportunidad de salir adelante esfumándose. Soy realista: Nadie les pidió esgrimir la ilusión de esa manera. Sin embargo, la desesperación, como las telenovelas y los programas del corazón, nos hace estúpidos y capaces de agarrar un clavo ardiendo sin quemarnos, y sacarlo para comprobar la facilidad con la que el fuel sale de ese ínfimo agujero.

Mientras unos se hinchan a llorar otros se dan el lote creyendo felicidad…

Anuncios

3 comentarios

  1. la fluidez y la paradoja de tu escritura hacen k gente como yo reflexione sobre tanto…
    no dejes nunca el boli, se invento para ti
    besos


  2. Todo eso lo veo de puta madre, siendo idealista ,claro… Siendo una persona practica, lo siento pero no entiendo esta entrada, la loteria es algo que vale dinero, es azar, juego, y por tanto, un lujo… Quienes quieren destinar algo de su capital a ver si les toca y con eso pueden “tapar unos agujerillos” estan en su pleno derecho y no es digno de critica. Es un casino pero a lo bestia (aunque la posibilidad de perder una gran suma de dinero es menor)

    Por otro lado, leer esto justo despues de un post tan poco idealista como el del FFXIII se me antoja como poco curioso…


  3. Pues yo me lo gastaría viajando. Ni en caprichos tontos e inútiles ni regalándolo.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: